onyar_bodeg-pizza_high-RGB.jpg

Formas de comer nuestra pasta ecológica de manera saludable

A diferencia de la creencia general, los productos ecológicos tienen mejor sabor que los convencionales. Al estar elaborados de forma más artesanal y esmerada, recuperan los gustos y sabores originales. Como todas las materias primas provienen de la agricultura ecológica, se regeneran y fertilizan orgánicamente, crecen más sanas y se desarrollan mejor, conservando el auténtico aroma, color y sabor. Por eso, los alimentos ecológicos conservan el verdadero sabor de cada ingrediente y nos permite recuperar el sabor tradicional de los alimentos.


¿Qué ocurre cuando pruebas unas raviolis de espinacas rellenas de manzana y pasas recién hechas? ¿O unos raviolis rellenos de queso azul y cebolla caramelizada? Con los raviolis Onyar recuperas el gusto natural de todos sus ingredientes; los sentidos del gusto y del olfato envían información química y sensitiva del alimento a tu cerebro, éste reconoce este sabor tan original y, como respuesta, tu boca se inunda de una sensación plenamente placentera, que querrás volver a oír.


Hoy le explicamos 4 maneras de comer nuestra pasta fresca ecológica de forma saludable:

  • Podemos consumir la pasta en forma de ensaladas, eligiendo nuestra pasta fresca laminada (espaguetis, tallarines o bien los macarrones Rigatoni) y combinándola con vegetales crudos o cocidos.

  • Podemos cocinar la pasta al dente, es decir, retirarla del agua justo antes de que cumpla el tiempo de cocción, por lo que exige más tiempo para masticarla y digerirla, y así implica un menor índice glucémico , más saciedad y energía por más tiempo.

  • Podemos combinarla con proteínas flacas, para ampliar su capacidad de saciar. Combinar una pasta con carne de vaca magra, pollo, atún, huevo o queso bajo en grasas puede ayudar a calmar el apetito de forma saludable.

  • Podemos elegir las versiones de pasta vegetal, por ejemplo los espaguetis o las tallarinas de espinacas, o bien los raviolis rellenos de verduras varias y queso bajo en grasas como nuestra variedad de espinacas, manzana y pasas, la de tomate, albahaca y aceitunas o la variedad de shiitake y calabacín.



2 visualizaciones